‘AYS’, la beat-tape debut del beat-maker Gos D, ha visto la luz este viernes 24 de julio

Gos D, alter-ego del músico y productor vinculado a la escena jamaicana Gos The Boss presenta un compilado de 22 beats seleccionados de entre los 53 beats diarios nacidos durante el confinamiento

‘AYS’ ya está disponible, desde este viernes 24 de julio, en todas las plataformas digitales y en formato cassette nuestra tienda online tienda online

Gos D factura beats de rap crudo, cazados al vuelo y de marcado carácter old school: Jay Dilla y Madlib sobrevuelan los más de 30 minutos de esencia lo-fi capturados en ‘AYS’

Verano de novedades en Propaganda pel fet!, marcado por un desconfinamiento discográfico que comenzamos pasando por la izquierda a todo trapo y a ritmo de hip hop de la vieja escuela: os presentamos ‘AYS’, beat tape debut del artista maresmenc Gos D. Los b>22 tracks que comprenden ‘AYS’ estarán disponibles el 24 de julio en todas las plataformas digitales y, además, como homenaje al género ponemos en circulación limitadísima en formato cassette que ya os podéis pillar desde hoy mismo y hasta agotar las contadas unidades.


Escuchar 'AYS' de Gos D

           


Comprar el cassette de GOS D 'AYS' ya disponible a www.tienda.ppf.cat


Sigue a Gos D en INSTAGRAM i al canal de Gos D en YOUTUBE

Instruido durante más de 20 años en la prolífica escena de música jamaicana catalana, habitualmente detrás de las teclas negras y blancas en grupos como The Cabrians, Flight 404, Dring Dublé o Double Jabs, Gos the Boss ha sido siempre de carácter inquieto y curioso. Las producciones sesenteras de ska, rocksteady y early reggae lo pusieron hace ya dos décadas sobre la pista del dub, la innovadora disciplina jamaicana que marcó un antes y un después en el desarrollo de la música popular del sXX pavimentando los inicios de la experimentación electrónica o el rap.

Tras casi dos años y por evolución natural Gos The Boss abre una nueva ventana en su carrera y, bajo el nombre de Gos D, se lanza a la producción de beats de rap a golpe de Roland SP 404 y últimamente de MPC 2000xl, maquinita con la que ha parido un beat diario los 53 primeros días de confinamiento derivado de la crisis sanitaria de la COVID-19. De entre los 53 ritmos el artista ha seleccionado un total de 22 con los que bastir el track-list de su beat-tape de debut, titulada ‘AYS’. En tiempos de música sobreproducida e infectada de software y plug-ins, en ‘AYS’ encontramos el resultado de un ejercicio impulsivo, directo, crudo, analógico, disciplinada y a su vez totalmente lúdico: los oídos más familiarizados con el estilo identificarán rápidamente el sabor lo-fi que desprende toda producción emepecera y los más profanos disfrutarán del amplísimo viaje musical que se deriva de la joya del sampling. Gos D se despacha a cara perro (con el featuring de DJ Shaweed en el scratch en “30”) veintidós beats de rap de esencia cruda, de inspiración eminentemente old school pero alejados de toda moda pasajera y de fe antidogmática: aquí manda la música, el gusto de hacerla y el placer de compartirla... a quién le importan las etiquetas o cuál es el último de los hypes, eh, ¿a quién?

Este debut, que es a su vez un homenaje inconsciente a tótems del estilo com Jay Dilla o Madlib, ya está disponible en streaming en todas las plataformas digitales desde este viernes 24 de julio. Además, también lo encontraréis en nuestra tienda online www.tienda.ppf.cat con una especial y limitada estará disponible en streaming en todas las plataformas el 24 de Julio y ya está disponible el preorder de la especialísima y limitadísima edición física en formato cassette.

ENTREVISTA a GOS D

Junio 2020
El grueso de tu trayectoria musical ha estado vinculado al mundo de la música jamaicana de raíz, como teclista en la banda mataronense de ska The Cabrians o liderando el proyecto de early reggae Double Jabs, entre otras. ¿Qué encuentras en la cultura del hip hop y en el beat-making en particular que no te ofrezca el mundo jamaicano en cualquiera de sus extendidísimas ramas?, ¿desde cuándo funcionas como alter ego de Gos D?
¡Cierto! La música jamaicana ha sido mi escuela durante muchos años. He tocado en bandas de ska, reggae, dancehall, dub ... Y es el dub y es la vertiente electrónica de la música jamaicana lo que creo que hace de puente con el hip hop. Ya con 17 años hacíamos discos de jungle y dub con un videojuego de la playstation con un colega. Después estuve experimentando con mi primer teclado de directo que tenía la opción de grabar 5 pistas con ritmos pre-grabados. Siempre ha gustado la cacharrería y tocar botones, a pesar de que siendo un músico de jamaican sixties no encontraba nunca el tiempo para explotarlo. Hará cosa de 10 o 12 años empecé a hacer dub totalmente analógico, con toda la mandanga: mesa de mezclas, reverb de muelles, eco de cinta, phaser, etc... ¡Un buen cristo! Hehehehehe. Lo fui dejando con el tiempo porque no disponía de un espacio adecuado para tanta liada y sustituí poco a poco este equipo por material centrado en la música electrónica. Aquí es donde llega el sampler y lo cambia todo. Siempre he escuchado mucha música y muy variada, de joven me gustaban los discos de rap que eran populares en la época (7 Notas, Ariana Puello, Solo los Solo, La Mala...), pero no me enganché a este rollo. Ya de más grande me empezó a interesar realmente el hip hop por su vertiente de producción. Recuerdo que me abrió la puerta el disco de ‘Shades of Blue’ de Madlib. Me flipó cómo este paio cogía temas de jazz y se los llevaba al terreno hip hop. Vi un camino muy similar al dub, super creativo: cortar, enganchar, modular, desordenar, crear cosas nuevas...y con una base rítmica de música de raíz negra. Así que es el proceso de producción el que realmente me interesa y el que hace que lleve más de un año y medio enganchado al beatmaking.

Sobre lo que hablas de Gos D, fue un alter ego que vino solo. Siempre he trabajado como músico-productor dentro de la música jamaicana con el nombre de Gos the Boss. Era mi pequeño homenaje a un DJ llamado Dice the Boss, que trabajó en producciones de reggae para Joe Mansano. Total, que es tan fácil como eso: Goss the Boss, Gos the, Gos D. Liga con Jay D y es otro pequeño homenaje al productor más grande hip hop de todos los tiempos, Jay Dilla.

Presentas “AYS”, que vendría a ser un compilado de beats hechos durante el confinamiento sanitario de esta primavera. ¿Cómo ha influido en tu proceso creativo habitual, si es que lo ha hecho de manera importante, este confinamiento?

El confinamiento ha sido una putada para todos en muchos casos y algo muy serio que debería hacer que nos replanteemos cómo queremos seguir en este planeta. Dentro de la reclusión hemos encontrado espacios para descansar y para reemprender proyectos. El ritmo frenético de hiperproductividad laboral se frenó y hemos podido desaprender a ir tan rápido. Por lo que respecta a la música, todos los proyectos musicales en grupo se pararon. Así que fue una buena oportunidad para darle caña a los samplers. El hecho de hacer un beat por día durante los primeros 53 días de reclusión me vino muy bien para desarrollar metodologías de trabajo i adecuar el espacio de trabajo. Cuando tomas la decisión de pasar del ordenador y trabajar solo con el hardware, debes ser un poco pulcro porque hay mucho cable porai, jejejej.

En todo el proceso creativo las formas, las maneras, son siempres importantes. Se me ocurre que, por ejemplo, a diferencia del mundo del “rocanrol”, donde todo puede estar un poco más estereotipado y las dinámicas están más establecidas y encorsetadas, en lo que respecta a la creación musical en el mundo del rap, las formas de crear son especialmente importantes y definitorias del resultado. Explícame un poco qué cacharrería utilizas, cómo es el proceso creativo y si en tu caso, la manera es un fin en sí mismo o simplemente un medio para llegar donde quieres llegar.
Decidí hace un tiempo pasar del ordenador. El mundo de los plug-ins, las mil pistas, etc...la perfecta compresión, la mezcla limpia…¡fuera! Ha sido una liberación, porque suena a tópico pero las limitaciones te hacen trabajar de manera más creativa. No quiero preocuparme ni perderme por las miles de opciones y menús que te da un ordenador, prefiero sacarle el jugo a un cacharro que puede ser que haga 10 cosas y ya está. No tienes un control de la mezcla final como cuando trabajas por pistas con un ordenador, pero todo suena más empacado, me gusta. De hecho, todos los beats que encontraréis en ‘AYS’ son L+R. Lo que sale directo del sampler es lo que queda. Casi siempre, además, primeras tomas.

El primer sampler que pillé fue la Roland SP 404. Muy común en el mundo del LO-FI. Te vas metiendo cada vez más en el mundillo y ya pasas a otros como la SP303 y la Zoom Sampletrak. Finalmente, justo antes de empezar el confinamiento encontré una MPC 2000xl muy bien de precio y he podido aprovechar para aprender un poco cómo jugar en el entorno MPC, ya que hasta ahora siempre le he dado tralla a las SPs.

El proceso creativo es lo que llaman diggin’. Escuchar mucha música para después cortarla y crear algo diferente. Por suerte, puedo escuchar mucha música en mi trabajo y así investigo para encontrar cosas guapas para samplear. Al final termina siendo un poco obsesivo el tema porque todo lo que escuchas ya lo haces poniendo la oreja en qué trozo podías cortar hehehehe El resto de proceso ya consiste en jugar. Desmontas una canción como si fuera un puzzle y comienzas a reordenar las piezas. Encuentro un paralelismo muy fuerte entre hacer beats y hacer un collage con papeles. Realmente, lo que engancha son estas dos fases del proceso: el diggin’ y chopejar y construir un beat. Después ya se la puedes pasar a algún MC o scratcher que le meta de lo suyo.

¿Hasta qué punto la dicotomía instrumental-vocal influye en el proceso de hacer bases?, ¿las instrumentales serán siempre huérfanas, un producto inacabado en el purgatorio musical, hasta que no las cante alguien? A pesar de que todos los tracks de ‘AYS’ son instrumentales, ¿hay alguna que la hayas compuesto pensando en algún vocalista en concreto?
A ver... todos los beats son herramientas para que los catacracks de los MCS nos expliquen cosas ;) Aún así, el mundo de la música instrumental viene de muy lejos y no me siento para nada incómodo a la hora de publicar música instrumental. De hecho, cuando hacía música electrónica y dub ya era así, es un terreno donde me siento cómodo. Aparte, ‘AYS’ es un beat tape. Las beat tapes eran cassettes o CDs que rulaban los productores para enseñar su trabajo y buscar MCs, así que si alguien se anima, que se pegue unas rimas ;) Ya he colaborado con algunos MCs en este año y pico que llevo haciendo beats, pero de momento yo voy a mi aire. Es lo que mola también del rollo hip hop, que haces cosas con mucha gente con total libertad, sin haber montado “bandas”, ni ensayar, etc.

¿Qué te ha empujado a editar formalmente este trabajo?, ¿qué recorrido te imaginas o te gustaría que tuvieran las piezas que formen parte de él?
Quería recopilar todo el trabajo que hice en estos 53 días consecutivos de producción en confinamiento. También ya llevaba un año y medio produciendo un rollo nuevo y ya era hora de mostrarlo. Además, creo que es importante editar este material para pasar a producir cosas nuevas. Es decir, cierras una puerta para abrir la siguiente. Tengo bastantes vinilos que he ido pillando para samplear y no puedo empezar hasta no haber cerrado el trabajo previo. No sé, quizás me estoy haciendo mayor, hahahahha. Pero me viene bien centrarme en cerrar cosas antes de empezar con la siguiente, la cabeza me va a mil.

La publicación de ‘AYS’ llega acompañada de una edición limitada de 50 cassettes. ¿Has querido complementar el universo lo-fi con un formato a la altura de las circunstancias o es simplemente un pequeño (auto) homenaje?, ¿qué hacemos de una cinta de cassette en un universo digital a base de 0s y 1s?
Bien, soy del 81. He tirado mucho de cassette como el resto de gente de mi quinta. ¿Qué mejor formato para una beat tape? Hoy en día vivimos en un entorno digital, consumimos principalmente música por streaming. Todo va muy rápido y parece que no hay espacio para escuchar un disco como lo hacíamos antes. Un disco físico representa una historia, un concepto, es un todo. No es una lista de X canciones en una playlist. Es una cubierta, una gráfica, un mensaje, un objeto que toma sentido en conjunto. ¿Qué hacemos con un cassette en un universo digital? Pues bajar a pillar un walkman a un cashconverters hahahahah. A mí me gusta usar cosas antiguas, no sé si ya es por profesión o qué, pero me mola poder pillar una cámara de video antigua, una máquina de escribir, un escáner, lo que sea...e investigar con aello. No sé, hay vida fuera de los móviles ;)

El hip hop debe cumplir unos 40 años en este rincón del mediterráneo, a pesar de la dilatada implantación del género y de los diversos “booms” del estilo Pirineos en abajo, pero en términos generalistas, a menudo lo continuamos considerando algo exótico, quizás extraño y a veces incluso vanguardista dentro del “mundo musical”. Tú te presentas como un recién llegado al género y haces una cosa musical un poco en boga en el imperio del “trap”, con una estética sonora muy lo-fi y de corte noventero. ¿Qué espacio crees que queda para sub-géneros del rap o tendencias estilísticas anteriores, en un momento en el que la llamada “música urbana” tiene un marcadísimo carácter “latin” y donde la presencia del trap parece hegemónica?
Cierto que a día de hoy, lo que lo peta más es el trap y el reggaeton; también el rollo este del afrobeat (no el de Fela Kuti). A mí el trap no me entra nada, lo he probado y no me interesa. Entiendo el juego pero no lo encuentro interesante como estilo para producir. Más que nada porque a mí lo que me gusta es samplear y hacer collages. El trap se ha follado al sampler y prácticamente todo se hace con plug-ins, bancos de sonidos, etc…¡Oju! no reniego de la electrónica, ¡me encanta! Pero para mí, lo interesante del universo hip hop es el sampleo. Es la comunión entre el pasado y el presente. Sampleas breaks de los 70, los mezclas con cosas de los 80, lo que sea, pero no sale todo de un plug-in. Aún así, te digo que no soy ningún hater del trap, hay cosas guapas pero creativamente no me interesa tanto como otras vertientes. Me interesa más, dentro de este grupo hegemónico, ritmos como el reggaeton, afrobeats y el dancehall.

¿Qué artista musical del panorama musical samplearias si te diéramos 24h de margen para hacer el que sería tu último beat?, ¿y a qué artista del mismo panorama le denegarías el permiso para usar uno de tus beats?
Sin duda, escogería a Toti Soler. No soy ningún entendido ni nada, pero últimamente he estado escuchando cosas suyas y pienso que tocando tiene una sensibilidad muy especial. De hecho, el último beat de este ‘AYS’ es sobre un tema sampleado de Toti. Sobre a quién denegar, los primeros que me vienen a la cabeza son Els Amics de les Arts. Punto.

Ya has entregado el máster de “AYS” a la disquera y estamos seguros que, cerrada una puerta, debes de tener alguna otra de abierta. ¿Cuáles son tus planes de futuro inmediato?
Cómo decía, tengo bastantes discos que me llaman cada vez que paso por el pasillo de casa. Quiero meterles mano y seguir haciendo beats. Poco a poco voy colaborando con algunos MCs y están surgiendo pequeños trabajos, rollo EPs de 4 temas. También tengo una ruta de trabajo que me gustaría poner en marcha, en torno al mundo de la sardana, la Sardana Marrana. Así que el tema es ir tirando, samplear, samplear y samplear.


CIUDAD JARA

CIUDAD JARA

XAVI SARRIÀ

XAVI SARRIÀ

LA RAÍZ

LA RAÍZ

ZOO

ZOO

AUXILI

AUXILI

NATIVA

NATIVA

BOIKOT

BOIKOT

TRIBADE

TRIBADE

VALIRA

VALIRA

FELIU VENTURA

FELIU VENTURA

JAZZWOMAN

JAZZWOMAN

PIRAT'S SOUND SISTEMA

PIRAT'S SOUND SISTEMA

MAL ÉLEVÉ

MAL ÉLEVÉ

SMOKING SOULS

SMOKING SOULS

SARA HEBE

SARA HEBE

DOCTOR KRÁPULA

DOCTOR KRÁPULA

ALL-STAR KARAOKE

ALL-STAR KARAOKE

ACHILIFUNK SOUND SYSTEM

ACHILIFUNK SOUND SYSTEM

MASSILIA SOUND SYSTEM

MASSILIA SOUND SYSTEM

MOUSSU Te lei JOVENTS

MOUSSU Te lei JOVENTS

Propaganda pel fet! Botiga Online Shop